Recupera y disfruta el valor de la sencillez.

foto margaritas con rayo sol (2)La felicidad no se logra con grandes golpes de suerte, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”. Benjamin Franklin

¿Cómo es para ti recibir reconocimiento por lo que haces bien? ¿Cómo te sientes cuando alguien te da las gracias? Casi seguro que dices… “no, si no es nada”…  esta es una buena fórmula social de ser cortés, sin embargo a veces encierra algo que nos cuesta mucho por dentro: recibir gratitud de otros con naturalidad y disfrutar sintiéndonos bien con lo que hacemos bien. Esta manera cultural de comportarnos hace que también nos sea difícil reconocer a otros lo que hacen bien. Este bucle, acelerado por centrarnos en no caer en lo que está mal y en no repetir errores, nos lleva a estar acostumbrados, a lo largo de nuestra historia, a que nos critiquen, a que nos juzguen, a que nos digan nuestros fallos sin ver salida alguna, a no recibir una palabra de aliento o de ánimo, a no saber qué talentos tenemos, etc.

Estas memorias de crítica y autocrítica destructiva se quedan impresas en nuestros patrones inconscientes y son tan fuertes que surgen una y otra vez de manera limitante en nuestro camino, tanto, que resulta que cuando, aplicamos técnicas poderosas de PNL y Coaching para modificarlos y estas funcionan mejorando por un momento nuestra vida, no nos lo creemos.. y como no nos lo podemos creer, nuestros viejos patrones vuelven a las andadas… ¿cómo va a ser esto tan fácil?, nos decimos, con lo que llevo pasado…. ¿cómo puedo desengancharme de mis pensamientos angustiosos así en un plis plas?

Pues es cierto, ante una situación de dificultad provocada por el recuerdo almacenado en una red neuronal con demasiada carga negativa limitante para nuestro día a día, podemos aplicar técnicas de Programación Neuro Lingüística (PNL) y de Coaching que mejoran nuestra vida, facilitando que nuestro cerebro reimprima emocionalmente un estado de positividad o sencillamente reducir la carga negativa….  Lo que ocurre es que esa red neuronal reimpresa de emoción positiva, hay que reforzarla… ¿cómo?

Los estados de mayor alegría profunda, de enfoque consciente, de entrar en estado de flujo, de ilusión, de calma interna… se alcanzan a través de cosas sencillas que significan mucho para nosotros y que nos hacen disfrutar apreciando esos instantes de placer.  Si, si, así de sencillo, lo sencillo tiene valor, no te compliques, vales mucho desde tu autenticidad sin necesidad de aparentar lo que no eres … descúbrelo.

Te invito a que te permitas probar un tiempo…. Marca en tu calendario la fecha de inicio, ponte recordatorios y fija una fecha final para el experimento y recupera el valor de la sencillez. Disfruta de las cosas pequeñas del día a día, se agradecido y pon un poco de conciencia cuando estés haciendo esas cosas sencillas que te gustan, que te nutren cada célula: disfrutar del aroma de tu flor favorita, mordisquear las esquinas de una galleta, escuchar los sonidos mientras das un paseo en la naturaleza, ilusionarte mirando tu cuadro preferido, ensimismarte escuchando una melodía, sentir el placer de regalar, agradecer con sinceridad cuando recibes ayuda, bailar un rato libremente, dejarte maravillar por una puesta de sol o por la luz del atardecer, permitirte disfrutar de unos minutos de descanso, compartir un rato con los amigos, hacer sonreír a un niño… descubre cuál es el valor que para ti es importante y que está detrás de esa cosa pequeña que hagas, sea cual sea, ese valor está en ti, agradece por ello y poco a poco descubrirás que es un recurso para ti. Pruébalo. Ah!… si te funciona y te va bien… recomiéndaselo a otros.

¿Qué es aquello que te va bien a ti y sólo a ti?

Alguna propuesta:

  • Hacer una lista de cosas que te gustan, por muy pequeñas que sean, cada día enriquécela con una o dos cosas
  • Pasa tiempo con esas pequeñas cosas y descubre su valor esencial,  ese valor está en ti y lo podrás utilizar como un recurso.
  • Prémiate por lo que haces bien, como idea echa 50 céntimos en un vasito cada vez que hagas algo bien y cuando este lleno, hazte un regalo, celébralo.
  • Suelta el cuerpo…. No tienes por qué saberlo todo, respira, relájate… hoy en día en Internet se encuentran muuuchas soluciones.
  • Agradece al final del día. Aprécialo y disfruta por lo bueno que has tenido antes de dormir ¿Qué aprendizaje positivo has obtenido hoy?.
  • Al levantarte, elige una intención para vivir el día, tal vez enfocarte en un valor importante para ti puede ayudarte: paz, calma, alegría, amor, cooperación, disfrutar, etc ¿qué quieres para ti? ¿qué quieres para los demás?.

Myriam Alvarez Jaén

Socia

malvarez@cataliza.org  www.cataliza.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s