Visión y liderazgo de equipos

piramide.pgnEs sorprendente lo habitual que resulta que líderes y directivos no se pregunten a sí mismos cosas como: ¿con qué frecuencia comunico a mis colaboradores la visión y prioridades del negocio. Si les preguntara a mis empleados, serían capaces de articular la visión y prioridades de la organización?

Sobre el papel, muchos líderes cuentan con un buen número de talentos: capacidad estratégica, analítica e interpersonal; habilidad natural para construir equipos y, ciertamente, destreza como para desarrollar visión de negocio. Ahora bien, en las actividades del día a día, a menudo, fallan en la labor de comunicar de forma adecuada en su organización la visión y, en particular, en hacerlo en la manera que su gente pueda entender lo que supuestamente deberían hacer para llevar el negocio. Es muy difícil dirigir un equipo de personas que no tienen una idea precisa de hacia donde se están encaminando, y lo que se espera de ellos.

Los empleados quieren saber hacia donde se dirige el negocio y donde se tienen que enfocar. Necesitan claridad. A medida que el mundo cambia, quieren saber cómo la visión y prioridades del negocio podrían cambiar también. Mientras se enseña a los líderes la conveniencia de comunicar de forma activa, muchos, involuntariamente, no comunican, o fallan en articular las prioridades específicas que darían comprensión a la visión. Y aunque se comunique la visión y estrategia igual no lo hacen con la frecuencia o detalle necesarios para que cale en los empleados. Pero aún hay más.

Sin duda que alinear equipos en torno a una visión y prioridades requiere comunicación y claridad en torno a los mensajes, aunque también precisa de líderes capaces de crear  confianza, mostrando y dejando mostrar vulnerabilidad (transparencia no debilidad); capaces de abrir la puerta al conflicto sano y constructivo; de conseguir compromisos ofreciendo directrices claras buscando el consenso pero aceptando  las decisiones tomadas, y una responsabilidad compartida y consciente de la importancia de la contribución de todos en los resultados.

El programa de dinamización de equipos de alto rendimiento que se imparte desde Cataliza,se enfoca en estas premisas para ayudar a desplegar el talento de líderes y directivos; comprender actitudes, reconocer puntos débiles y fuertes, superar las tendencias naturales con disciplina y perseverancia, e incorporar hábitos nuevos que lleven al equipo hacia su potencial máximo, remando todos en una misma dirección.

La dirección de un equipo cohesionado y eficaz centrado en alcanzar resultados globales. Un ejercicio de visión y liderazgo a un tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s