El factor humano, la clave del éxito en las fusiones de empresas

> Por Francesc Blasco.

Las fusiones y adquisiciones de empresas no son procesos sencillos. Comportan numerosas decisiones estratégicas, involucran a todas las personas que componen las organizaciones implicadas y desencadenan muchos y relevantes cambios.

Los directivos y los empleados que se ven comprometidos en ellas deben poder transitar por este proceso de una forma natural, no traumática. Sólo de esta manera las empresas lograrán cerrar los procesos de fusión sin conflictos y con una alta productividad.

fusión de empresas

by thetaxhaven

Las personas, el capital más valioso

Las fusiones de empresas comportan importantes transformaciones que las hacen muy delicadas. Cualquier variable no contemplada o mal calculada puede dar al traste con las previsiones de rentabilidad esperadas. Puede incluso ocurrir que, tras la fusión, concurran circunstancias y condiciones adversas que resulten en una situación peor de la que se tenía antes.

De entre las numerosas razones que pueden hacer peligrar la rentabilidad de un proceso de fusión, las más habituales tienen que ver con las personas y con su manera de relacionarse con los demás. La competitividad, la aversión y el miedo al cambio son algunos de los pensamientos que nutren los conflictos y dificultan estos procesos de transformación.

Los trabajadores tienden a creer que su empleo está en riesgo, ya que en la mayor parte de las fusiones se produce una inmediata duplicidad de funciones, sobre todo en las de integración horizontal y en las de eliminación de eficiencias. A su vez, la posibilidad de ascensos, de mejoras en las remuneraciones genera también una intensa competitividad entre los equipos y, en consecuencia, importantes conflictos.

gestión de conflictos

freestockphotos.biz

Por lo general, en los procesos de fusión de empresas se dan dos grupos de personas: uno, normalmente el más avanzado tecnológica y organizativamente hablando, que es el que lleva la voz cantante; y otro, que se cree inferior, que se siente absorbido y ‘fagocitado’ por el primero.

En el primer grupo, que se ve a sí mismo como superior, sus componentes pueden mostrarse arrogantes, impacientes o indiferentes con los miembros del segundo grupo. Estas personas se sienten con más derechos que los demás porque se creen mejores. Así, cuando se produce algún tipo de reconocimiento hacia alguno o varios miembros del otro grupo, se sienten vilipendiados, maltratados y despreciados.

Por contra, en lo que se refiere al segundo grupo, las personas que lo componen pueden haber integrado sentimientos de inferioridad y su autoconfianza se ve peligrosamente dañada. Es entonces cuando surgen sentimientos de envidia, depresión y dependencia. Este estado los conduce a sentirse abrumados, estresados y ansiosos: se ven abocados a realizar un gran esfuerzo para aparentar y demostrar que son buenos, que son mejores de lo que los demás creen.

Como es de esperar, este tipo de situaciones no traen nada bueno. Se generan graves problemas de relación entre las personas que, a su vez, desembocan en un notable descenso de la productividad. Si bien es cierto que estas posiciones se van diluyendo con el tiempo, a medida que las personas se van conociendo mejor y los ‘menos preparados’ alcanzan un nivel óptimo, también lo es que llegar ahí cuesta años y un enorme esfuerzo personal y económico.

Cómo gestionar los conflictos de forma exitosa

Los altos costes económicos que se derivan de la mayor parte de las fusiones provienen de una inexistente o ineficiente gestión de conflictos. El factor humano es el más importante para evitar perder grandes sumas de dinero o, incluso, que la fusión no llegue a buen fin por diferencias culturales de las organizaciones implicadas.

personas2

by LyndaSanchez

Hay maneras de conseguir que las fusiones no resulten traumáticas y aprovechar las sinergias que de ellas se derivan. Por suerte, esta problemática está tipificada y el modelo Arbinger nos guía para resolverla de forma eficiente y en muy poco tiempo.

En primer lugar, es necesario informar y preparar a las personas para el cambio que se va a producir, de manera que puedan enfocarse hacia los objetivos y retos de la nueva empresa que se forma con la fusión. Reuniones informativas y de formación para orientar actitudes, motivación y mentalidad resultan piezas clave del proceso. Es necesaria una comunicación muy cercana, continuada y detallada con todas las personas implicadas.

Dos sesiones de formación con el método Arbinger suelen ser suficientes para desarrollar e implementar una ‘mentalidad hacia fuera’. Las personas comprenden lo importante que es tener en cuenta los objetivos y deseos de los demás y no sólo los suyos propios. Esa comprensión es la que transforma las reticencias, los miedos, el rechazo y la negatividad en una nueva mentalidad basada en la colaboración y en la proactividad. Con esta nueva forma de pensar desaparecen los conflictos y se cocrea un ambiente de trabajo armonioso y estimulante. La nueva actitud que surge es la de tener en cuenta el beneficio del conjunto, los intereses comunes de los equipos provenientes de una y otra organización.

Lo ideal es que la formación con Arbinger la realicen todas las personas que forman parte de las empresas que se van a fusionar. En cualquier caso, si los niveles ejecutivos y mandos intermedios pasan por ella, con su cambio de mentalidad darán ejemplo y acabarán por trasladar la nueva filosofía al resto de empleados. Arbinger es eficaz en un 95 por ciento de los casos.

Cataliza ofrece la formación Arbinger en exclusiva para España. Es una metodología que funciona desde hace más de 35 años en los Estados Unidos y que se está implantando por todo el mundo, vistos sus exitosos resultados. Si tu empresa prevé entrar en un proceso de fusión, no dudes en contactar con nosotros. Podemos ayudarte.

Esta entrada fue publicada en Gestión del cambio y los conflictos y etiquetada , por blogdecataliza. Guarda enlace permanente.

Acerca de blogdecataliza

Nuestra vocación es acompañar a organizaciones y sus equipos a definir y alcanzar sus objetivos, con diversas herramientas como Coaching, Dinamización o Formación. Somos la primera Cooperativa de profesionales de Formación y Coaching en España. Todos los socios estamos certificados por la INTERNATIONAL COACH FEDERATION (ICF) y contamos con experiencia previa en el ámbito empresarial. Activamos tu energía y la de tu equipo para llevar a cambio la transformación necesaria. Trabajamos con los recursos que ya tienes y te garantizamos resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s